Page header image
Page header image
Google
Pediatric Advisor Search

WWWCPN
Page header image

Ejercicios físicos para niños

(Exercise for Children)

¿Por qué es importante hacer ejercicios físicos?

A la mayoría de los niños les encanta correr, saltar, trepar y jugar. Las actividades al aire libre brindan a los niños una oportunidad para gastar un poco de energía, mantener un peso saludable, desarrollar su coordinación y adquirir fuerza. La actividad física puede ayudar a la autoestima de los niños, y sirve para reducir la ansiedad, la depresión y el estrés. También sirve para adquirir habilidades como el trabajo en equipo, la paciencia y el establecimiento y consecución de metas.

¿Cuántos ejercicios físicos necesita mi hijo?

Los niños deben hacer 60 minutos de ejercicio como mínimo todos los días. No hace falta que hagan todos los ejercicios de una sola vez. También sirve realizar varios periodos de 10 a 15 minutos de actividad. Si su hijo no está acostumbrado a hacer muchos ejercicios físicos, hágalo llegar a ese nivel de actividad en forma gradual.

Verifique que su hijo haga 3 tipos de actividad física:

  • Aeróbica (caminar deprisa, correr, nadar). Los ejercicios aeróbicos entrenan el corazón y hacen que los músculos usen más oxígeno. También ayuda a los niños a perder peso o mantener un peso saludable. Cuando su hijo hace ese tipo de ejercicio correctamente, su ritmo cardíaco y respiratorio debe aumentar durante la actividad.
  • Fortalecimiento (gimnasia, estructuras de barras para juegos o escalada). La mayoría de niños no necesitan programas de levantamiento de peso para fortalecerse. Los niños tonifican y fortalecen sus músculos mediante el juego mientras escalan, se paran de manos o forcejean.
  • Elasticidad (yoga, artes marciales, ruedas de carro). Los ejercicios de estiramiento ayudan a mejorar la flexibilidad, permitiendo a los músculos y articulaciones doblarse y moverse con facilidad en una gran cantidad de movimientos. Los niños se estiran cuando intentan alcanzar un juguete que no está al alcance, se abren de piernas o hacen una rueda de carro.

¿Cómo puedo ayudar a que mi hijo haga más ejercicios físicos?

  • Sea un modelo. Los niños que forman parte de una familia que se divierte realizando actividades en conjunto aprenden a gozar de la sensación de ser activos. Si usted se divierte haciendo actividades físicas, su hijo lo notará y querrá hacerlo también. No obstante, no aliente a su hijo a realizar ejercicios de adultos que no son buenos para los niños de corta edad, como correr en una cinta sin fin, subir escaleras o hacer marchas forzadas, carreras de fondo o levantamiento de pesas.
  • Anote a su hijo en una actividad en equipo. Aliente a su hijo a que participe de deportes escolares, clases de danza o de gimnasia deportiva. El baloncesto y el fútbol son buenos deportes hasta para niños pequeños. Si su escuela no ofrece programas de este tipo, use otros recursos comunitarios, como las asociaciones cristianas de jóvenes (YMCA) o su distrito local de parques y recreación.
  • Trate de encontrar una actividad que a su hijo le guste. Sea sensible a los sentimientos de su hijo. Si su hijo no se siente cómodo realizando un cierto deporte, o haciendo ejercicios delante de un grupo, trate de encontrar algo más adecuado. Si el ejercicio físico no es divertido, su hijo no lo realizará.
  • Si su hijo tiene sobrepeso, encuentre un programa adecuado. Si su hijo fue diagnosticado con obesidad mórbida, consulte con su médico o la escuela de su hijo para ver si hay un grupo de ejercicios en su zona o un programa que trabaja con niños con sobrepeso.
  • Limite el "tiempo delante de la pantalla" a 2 horas o menos al día. En ese tiempo se incluyen televisión, computadora, videojuegos, aplicaciones de celular y de iPad, así como DVD y películas.

¿Qué hago si a mi hijo no le gustan los deportes en equipo?

Los niños que no disfrutan los deportes organizados o las clases pueden probar a ejercitarse solos o con sus familias. Es posible que a su hijo le guste:

  • Montar en bicicleta
  • Caminar o hacer excursiones
  • Salto a la cuerda
  • Patinar
  • Nadar
  • Bádminton

Realice actividades en familia. Salga a caminar por la noche. A los niños pequeños les gusta montar en bicicleta o patinar junto a sus padres cuando salen a correr o a caminar. También pueden salir afuera después de comer, y pelotear, saltar la soga o jugar a la rayuela. Los niños están frecuentemente más dispuestos y entusiasmados en hacer ejercicios cuando la madre, el padre o los hermanos mayores también los están haciendo. Trate de planificar los fines de semana para que toda la familia realice una actividad física.

Algunas obligaciones pueden servir también para que los niños se muevan, como por ejemplo:

  • Rastrillar las hojas o cortar el césped.
  • Lavar el carro.
  • Barrer.
  • Pasar la aspiradora.
  • Sacar al perro a caminar.
  • Hacer tareas simples de jardinería.

Otras maneras de ayudar a los niños a que se muevan más durante el día:

  • Aliente a que se tome un recreo de 5 minutos cada media hora de trabajo escrito o en la computadora.
  • Permita los juegos activos antes de hacer los deberes.
  • Disponga una pieza con mucho espacio para que los niños puedan jugar libremente.
  • Ponga música para bailar en vez de encender el televisor.
  • Haga ejercicios físicos con juegos de computadora interactivos, como Dance Dance Revolution o Wii Fit.
  • Considere el uso de videos de ejercicios desarrollados solo para los niños.
Developed by RelayHealth.
Pediatric Advisor 2014.1 published by RelayHealth.
Last modified: 2013-07-31
Last reviewed: 2013-05-01
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
Copyright ©2014 McKesson Corporation and/or one of its subsidiaries. All rights reserved.
Page footer image